Diez templos de la hamburguesa en Madrid que tienes que visitar una vez en la vida | Steakburger

La artesanía cárnica como sello de calidad, dicen en su web con todo el acierto. Cuando pruebas una hamburguesa de Steak Burger consigue quedarse en tu memoria a lo largo del tiempo, y eso no es fácil. Todas sus carnes, procedentes de la finca de Jiménez Barberó están cocinadas en parrilla de carbón de encina, que da a sus carnes y hamburguesas un inconfundible sabor. A la hora de pedir tienes dos opciones: o crear tu propia hamburguesa desde cero o elegir alguna de la carta. Imprescindible probar en tu visita la Red Mountain Burger (mayonesa Bourbon, queso de cabra, rúcula, cebolla cajún y pimientos de piquillo caramelizados), La Benedictina (deliciosa hamburguesa con mantequilla de trufa, boletus salteados, huevo poché cocinado a baja temperatura y cremosa salsa holandesa o la Dry Aged (200 gramos de hamburguesa de carne de chuletón madurado durante 45 días sobre lechuga Batavia y tomate, acompañado de cebolla caramelizada).